DE QUÉ VA LA NOVELA

“Aquel viernes de julio” es una novela que tiene muchas historias dentro. Puedes pensar que es una novela sobre la guerra civil en Sevilla, y no te faltará la razón. Este suceso tan desgraciado es poco conocido. Mucha gente piensa que en Sevilla el ejército golpista se impuso desde el principio y ya está. Pero poca gente sabe de la heroicidad de muchas personase que combatieron el orden impuesto. Los maquis sevillanos que no se tiraron al monte, porque Sevilla está en un valle, pero que lucharon con todas sus fuerzas, por defender sus ideas y el veredicto que dieron las urnas apenas unos meses antes.

Pero esta novela, que se enmarca en la guerra civil, es sobre todo la historia de una búsqueda. La búsqueda de Rosario en una ciudad en guerra es la búsqueda interior de Borja Quincoces. La guerra es el detonante de la necesidad que tiene el personaje de encontrarse a sí mismo, su lugar en el mundo, una vida propia que no es la que sus padres quisieron darle. Borja lucha contra el destino que su clase social, su familia, le tiene preparado, sin posibilidad de elegir, y se rebela contra eso.

La vida es muy estrecha en un entorno con desigualdades sociales enormes como las que había en la España de 1936. La España rica, minoritaria y excluyente, vivía su propio mundo, ajena a lo que sucedía apenas unas calles más allá de sus dominios; la España pobre, tan numerosa, y aún más en la Andalucía latifundista, se desparramaba por los barrios y las chabolas, sin oportunidades para salir adelante. La República fue la oportunidad de cambiar el destino de tanta gente. Pero unos militares acostumbrados a revueltas y pronunciamientos, como método rápido de ascenso en el escalafón, no lo permitieron.

“Aquel viernes de julio” es una búsqueda. La que todos experimentamos en algún momento cuando la vida sacude y remueve los cimientos que creíamos sólidos. Por eso, la vas a sentir cercana. Todos tenemos algo de Borja Quincoces. Todos buscamos una Rosario que nos diga que la vida merece la pena vivirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *